DAME LA MANO MI HERMANO

Dios nos creó a su imagen otorgándonos muchas habilidades. De acuerdo con esta verdad, el programa «Dame La Mano Mi Hermano», pretende ser de ayuda a los hermanos nacionales y extranjeros,  para que descubran y desarrollen sus capacidades como una opción para mejorar su situación emocional, física y familiar.

También proveemos actos de cuidado como suministro de alimentación, vestuario, consultas médicas, optometría, suministros de lentes, recreación y tiempos de enseñanza de la Palabra de Dios, que los fortalezca su espíritu, con el fin de transformar su situación personal y familiar.

REQUISITOS:

Este programa está abierto a personas con necesidades materiales y espirituales, mayores de edad, quienes serán atendidos por nuestros voluntarios, talleristas, terapeutas y consejeros espirituales.

Los participantes podrán acceder a una prueba ocupacional de intereses y habilidades para identificar cuál de nuestros talleres es el más apropiado.

 

También tienen la oportunidad de recibir capacitación en emprendimiento de acuerdo a sus talentos.