NUESTROS PILARES

NUESTRO TRABAJO EN EL SER INTEGRAL HACE ÉNFASIS EN TRES ÁREAS:

ÁREA ESPIRITUAL DEL INDIVIDUO

Para cumplir con la Gran Comisión establecida por Jesús en Mateo 28:19-20:

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”

disponemos de tiempos para que las personas participen de Discipulados, Devocionales, Ministraciones, Consejerías, Retiros Espirituales, Capacitaciones, Estudios Bíblicos, trabajos en Evangelismo Creativo y Misiones a Corto Plazo.

ÁREA PSÍQUICA DEL INDIVIDUO

Basados en la Palabra del Señor en Isaías 61:1-3:

“Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel”

diseñamos programas que ayuden en la restauración del ser interior – intelectual y emocionalmente – de nuestros usuarios, e incluso de sus familiares.
Para ello nos enfocamos directamente en su autoimagen, su verdadera identidad en Cristo y en brindar apoyo para superar traumas del pasado, estados de duelo, el peso de las enfermedades, maltratos y otras calamidades; esto con personal maduro y capacitado, entre el que se incluye psicólogos, terapeutas ocupacionales y espirituales, médicos, entre otros.

AREA FÍSICA DEL INDIVIDUO

Finalmente, guiados por Mateo 25: 35-36:

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí”

Disponemos de atenciones para que nuestros usuarios tengan la oportunidad de mejorar su calidad de vida; una de ellas son los proyectos educativos y de emprendimiento, con la intención de impulsarlos en sus capacidades y destrezas.
También brindamos acceso a programas de prevención, control y rehabilitación profesional. Ocasionalmente desarrollamos campañas para entregar ayudas humanitarias: alimentos, bebidas, ropa o medicamentos (Entre los cuales hemos dado lentes, prótesis, exámenes básicos de laboratorio, y otros).
Conscientes de la necesidad de muchos pacientes y sus familias a la hora de requerir traslados médicos, además proveemos en Bucaramanga un programa especial para acoger a los viajeros de escasos recursos*.
Ésta última opción también aplica para miembros de comunidades cristianas que se movilicen a la capital santandereana por motivos eclesiásticos, o para misioneros en ejercicio*.